Concepto de bioseguridad

Bioseguridad

El concepto de bioseguridad es definido por la Organización Mundial de la Salud, en su “Manual de Bioseguridad para el laboratorio”, como el térmico usado para referirse a los principios, técnicas, medidas preventivas y prácticas aplicadas con el fin de evitar la exposición no intencional a agentes de riesgo biológico y toxinas, o su liberación accidental.

Los principios de bioseguridad se pueden resumir en:

  • Universalidad: Todo el personal debe seguir cabalmente las precauciones estandarizadas para poder prevenir la alguna exposición riesgosa de membranas mucosas y piel, en cualquier situación que pueda originar algún accidente. Estas indicaciones deben ser aplicadas por todas las personas, indistintamente
  • Uso de barreras: Es la medida tomada para evitar la exposición directa a agentes biológicos infecciosos o sustancias potencialmente contaminantes, mediante el uso de materiales específicos que se interpongan para evitar el contacto con estos agente y sustancias. Por ejemplo: mandil de laboratorio, mascarillas, guantes, lentes de protección, etc.
  • Medios de eliminación de material contaminado: Es el conjunto de dispositivos y acciones adecuadas mediante los cuales los materiales biológicos y químicos utilizados en los laboratorios son depositados para su almacenamientos y posterior eliminación sin que se haga presente ningún riesgo.
  • Evaluación de riesgos: Es el proceso mediante el cual se hace un análisis de la probabilidad de que ocurran daños, heridas o infecciones en un laboratorio, este análisis debe ser realizado por el personal del laboratorio más cercano al procesamiento de los agente de riesgo, el uso de equipamiento e insumos, los modelos animales usados y la contención correspondiente.

Primeros auxilios en el laboratorio

Siempre que alguien realiza una práctica o experimento en el laboratorio, está expuesto ineludiblemente a sufrir algún accidente. Forma parte de la bioseguridad saber atender dichos accidentes aplicando los primeros auxilios. Las siguientes recomendaciones podrían ser de mucha ayuda en el caso de ser necesarios los primeros auxilios:

  • Quemaduras pequeñas: lavar la parte afectada con una gasa húmeda, luego aplicar una crema para las quemaduras o vaselina y colocar una venda.
  • Quemaduras extensas: son las que requieren de tratamiento médico. Hasta ser asistido por un médico, mantener en reposo al paciente.
  • Reactivos en el ojo: lavar el ojo con abundante agua sin llegar a tocarlos. Si aun después del lavado continúa el dolor de ojos, consultar con un médico.
  • Reactivos en la piel:
    -Ácidos: lavar la parte dañada con abundante agua y luego matenerla durante un tiempo en agua. Aplicar vaselina y colocar una venda.
    -Bases: proceder de igual forma que para los ácidos, pero reemplazar la vaselina por ácido bórico.
  • Cortadas pequeñas: lavar la herida con agua y una gasa estéril, aplicar una solución yodada para prevenir una posible infección, dejar secar y colocar la venda.

Escribe un comentario en Concepto de bioseguridad