Concepto de enana blanca

Las enanas blancas son en esencia estrellas ya sin vida, es decir, planetas de enana blancagigantescas densidades que agotaron todo su combustible nuclear y pasarán el resto de sus días sin volver a brillar. No todas las estrellas pueden convertirse en enanas blancas, debe cumplirse la condición de que la estrella, básicamente un sol como el nuestro, no sea en masa más que 1.4 veces la de nuestro sol. Si la masa es superior, entonces no puede formarse una enana blanca y pueden formarse otro tipo de fenómenos como las supernovas, las estrellas neutrón o los agujeros negros.

Cabe aclarar que estos conceptos, el de enana blanca y posteriores sobre cuerpos astronómicos son meramente introductorios y en realidad se encuentran sumamente resumidos y simplificados. Si el lector desea profundizar en el tema, una buena cantidad de conceptos adicionales deben recogerse antes de adentrarse en la física de los astros.

Definición de enana blanca

Las estrellas, es decir, los soles, se encuentran frecuentemente luchando contra una gravedad aplastante producto de entre 60 mil y 100 mil veces la masa de la Tierra. Cuando los soles son jóvenes, el hidrógeno se convierte en helio mediante procesos de fusión nuclear a temperaturas de decenas de millones de grados centígrados en el núcleo del sol. Esta cantidad tan grande energía basta y sobra para mantener a los soles estables, en equilibrio con la fuerza de gravedad que busca aplastar al sol sobre su propio peso.

Una vez que se agota todo el hidrógeno, y tras pasar una breve etapa como gigante rojo, entonces a medida que la estrella se enfría la gravedad gana la partida y comienza a aplastar al sol o estrella. La fuerza de gravedad es tan intensa que reducirá a nuestro sol hasta 1/ 60 000 veces su masa, aproximadamente dejándole del tamaño de la Tierra. En este punto, la fuerza eléctrica de repulsión de los electrones interfiere con la fuerza de gravedad y detiene el colapso de este.

Escribe un comentario en Concepto de enana blanca