Concepto de evolución (Genética)

La evolución es un proceso que trata de explicar el origen de la diversidad biológica, relacionando las especies actuales con las que existieron en el pasado, proponiendo que los seres vivos son el resultado de un proceso de sucesivas modificaciones morfológicas, fisiológicas o genéticas, a partir de uno o varios antecesores.

Los tres procesos naturales que forman las bases de la evolución son:  La variación genética entre los miembros de una población, causada por las mutaciones; la herencia de dichas variaciones por los descendientes; y la selección natural que preserva genes que ayudan a los organismos a desarrollarse en su medio.

Clases de evolución:

Evolución divergente:

La acción de distintos ambientes, cada uno de ellos con una presión de selección diferente, da lugar a formas muy distintas entre los descendientes de una sola especie ancestral a medida que pasa el tiempo. La radiación adaptativa es simplemente divergencia en gran escala.

Evolución convergente:

La acción de un mismo ambiente con una presión de selección muy fuerte, provoca que se originen formas muy parecidas que se derivan de antepasados diferentes.

Escribe un comentario en Concepto de evolución (Genética)